miércoles, 5 de noviembre de 2014

LASAÑA DE BOLETUS Y CALABAZA ASADA CON RECUERDOS DE NUEZ MOSCADA

Hoy un plato de plena temporada, una lasaña de boletus y calabaza asada fácil sencilla aunque es la típica receta que pones la cocina perdida jajajaja

Tiempo de preparación: 45 minutos.
Grado de dificultad: Medio

Ingredientes: para 4 personas.
Para la lasaña:

Una cebolla dulce grande.
350 gramos de calabaza de las largas.
Tres boletus grandes.
Vino blanco seco.
Aceite de oliva.
Pimienta.
Sal.
Tres obleas de pasta para lasaña por persona.
Queso para gratinar.
Crema de vinagre Balsámico.

Para la bechamel.
Aceite de oliva.
Tres cucharadas de harina.
Una nuez de mantequilla.
Leche.
Nuez moscada.


Paso 1.- Lo primero, poner el horno a calentar por la zona baja y meter la calabaza cortada en rodajas sin pelar, añadimos un poco de aceite, un poco de vino y sal. Dejamos que se ase mientras hacemos el resto.

Paso 2.- Cortar finamente la cebolla y ponerla a pochar en un poco de aceite de oliva a fuego bajo. Mientras se pocha limpiamos los boletus, recordar si podemos evitar ponerlos bajo el agua mejor, intentar rasparlos con un cuchillo y los restos quitarlos con un papel de cocina húmedo.
  

Paso 3.- Una vez limpios los boletus, los troceamos en cuadraditos no muy grandes y los ponemos, también, a pochar con la cebolla, añadimos un poco de pimienta, sal, y un culito de vaso de vino, dejando que se poche/cueza.


Paso 4.- Mientras, miramos la calabaza, que no se tiene que asar mucho, lo justo para luego poder saltear sin que se haga puré. Si la calabaza ya está, la sacamos y pelamos, como esta medio asada se pela genial y así nos ahorramos esfuerzos.

Paso 5.- Troceamos la calabaza en dados y reservamos. Ahora hay que hacer algo muy importante, que es escurrir los boletus y la cebolla que al pochar se ponen muy grasos, pero el jugo que saquemos lo usaremos (parte de él) para pochar la calabaza y terminar de hacerla. Una vez terminada incorporamos los boletus y la cebolla y probamos la mezcla por si hay que rectificar de sal o pimienta, reservamos.

Paso 6.- Mientras, cocemos las obleas de lasaña y cuando estén en su punto las sacamos y empezamos a colocar una en cada plato. (Os explico, hoy haremos lasañas individuales, por lo que terminaremos la lasaña en el propio plato donde comeremos). Comenzamos a poner el relleno, yo he hecho dos pisos por persona, y para añadir un toque acido, en uno de los pisos, he añadido una culebrilla en ese de crema de vinagre balsámico que le da un toque muy especial y aligera los sabores.


Paso 7.- Una vez estructurada la lasaña, hacemos la bechamel, como a vosotros os guste, yo frio la harina en el aceite de oliva para que pierda el sabor, añado la mantequilla y la sal y por último la leche y empiezo a remover hasta que espese.
Un consejo, ser prácticos, en cuanto empiece a espesar, meterle la batidora y nunca más tendréis grumos. Finalmente le ponemos un poco de nuez moscada, que le da un toque muy interesante.
  

Paso 8.- Repartimos la Bechamel encima de las lasañas y con un poco de queso a vuestro gusto, gratinamos, y ya está listo.



Y ya sabéis……..La comida lo primero!