jueves, 22 de octubre de 2015

POTAJE O SOPA DE GARBANZOS CON ESPINACAS Y BACALAO, CON MI TRUCO FINAL

Hola!

Hoy toca potaje, uno de mis platos favoritos, rico sencillo y con mucho sabor y tradición.
El potaje es el típico plato de mi casa, solo que cuando cocinaba mi madre, que la pobre lo hace fatal, por que no le gusta cocinar, ponía todos los ingredientes en una olla a presión cerraba, le daba 40 minutos y listo......

A mi me gusta hacerlo al chup chup para que salgan todos los sabores y se integran......

Que conste que no me meto con mi madre, es que no le gusta cocinar y gracias a esos todos cocinamos en casa. Gracias mama! ...........jajajajaja.

Espero que os guste supongo que todos lo hacéis igual pero yo, al finar le hago un truquito y queda riquísimo!







Tiempo de preparación: 1 hora y 45 minutos.
Grado de dificultad: Medio

Ingredientes: Para 6 personas.
350 gramos de garbanzos.
Una bolsa de espinacas frescas.
Un trozo de bacalao salado.
Tres cebollas grandes.
Un diente de ajo.
Dos huevos duros.
Vinagre de jerez.
Pimentón dulce.
Cominos.
Sal.
Aceite de oliva.


Paso 1.- Ponemos los garbanzos a remojar la noche anterior y reservamos. Picamos finamente una cebolla grande y la ponemos a pochar en aceite de oliva, machacamos el diente de ajo pelado y lo incorporamos hasta que la cebolla este transparente.

Paso 2.- Una vez sofrita la cebolla y el ajo incorporamos agua a la cacerola y añadimos los garbanzos, que previamente hemos lavado, y la pieza de bacalao. Lo ponemos a cocer.

Paso 3.- Cuando rompa a hervir, lo dejamos 10 minutos mas y añadimos la bolsa entera de espinacas fresca. Dejamos cocer hasta que los garbanzos estén blandos. Al, chup chup, unos 45 minutos, dependerá mas de la calidad del garbanzo que de otra cosa.

Paso 4.- Mientras el resto cuece, cortamos finamente las otras dos cebollas y las ponemos en una sarten, a sofreír, con un poco de aceite de oliva, muy lentamente hasta que caramelicen.

Paso 5.- Una vez, este la cebolla caramelizada, añadimos como una cucharadita de pimentón dulce y mezclamos bien, retirando del fuego para que el pimentón no se queme.

Paso 6.- Ponemos la mezcla de las cebollas y el pimentón en un cacharro y le damos con la batidora hasta que quede una pasta muy fina. Le añadimos esta pasta a los garbanzos y dejamos que se integre bien, que cueza durante unos 5/7 minutos. Probamos de sal y rectificamos si es necesario.

Paso 7.- Añadimos un poquito de vinagre de jerez y molemos un puñadito de cominos y se los incorporamos.

Paso 8.- Finalmente picamos los dos huevos duros y se los incorporamos. Dejamos cocer otros 10 minutos mas y ya esta listo para comer.


Y ya sabéis……..La comida lo primero!